Larry Castañares
MéxicoAshoka Fellow desde 1991

Larry Castanares está ayudando a los mexicanos a apreciar la increíblemente rica diversidad de vida silvestre y vegetación del país, un paso inicial necesario para construir un fuerte movimiento de conservación.

La persona

Larry es biólogo de profesión, con estudios de posgrado en ciencias marinas, así como en zoología y ecología marina. Su carrera ha incluido temporadas como profesor universitario, instructor de buceo subacuático, científico investigador marino y director de flora y fauna acuática en el Ministerio de Medio Ambiente. Mientras trabajaba en su doctorado. tesis entre los arrecifes de coral de Veracruz, Larry se dio cuenta del alcance de su destrucción, el resultado directo y evitable de la actividad humana. Decidió dejar la academia en 1985 para luchar directamente para preservar la gran parte de la dotación biológica de México antes de que fuera demasiado tarde.

La idea nueva

En México viven cuatrocientas treinta y nueve especies de mamíferos, más que en cualquier otro país del mundo, y su flora es más diversa que la de la Unión Soviética, un país 11 veces su tamaño. México, de hecho, es uno de los siete países que contienen entre el 60 y el 80 por ciento de todos los organismos vivos de la tierra. (Australia, Brasil, Colombia, Indonesia, Madagascar y Zaire son los otros). Sin embargo, la población de México desconoce en gran medida este legado y, en consecuencia, no le preocupa mucho su destrucción. Larry está lanzando una serie de proyectos de comunicaciones para cambiar esto. A través de ellos busca "integrar el proceso de conservación de la naturaleza en la vida cotidiana de la sociedad mexicana". Desde imprimir imágenes de la naturaleza en la parte posterior de los paquetes de cereales hasta comenzar una escuela de capacitación para guías de la naturaleza y educadores ambientales para los escolares de la Ciudad de México, Larry está lleno de ideas para involucrar al público como protectores del hábitat natural en peligro de extinción de México. Larry implementa estas ideas a través del Programa Bioimagen, que fundó "para integrar la comunicación y la participación comunitaria con proyectos de conservación de la naturaleza".

El problema

El problema, según Larry, comienza en la escuela. El plan de estudios nacional sí aborda los problemas ambientales, pero, como él dice, "es más informativo que formativo: a los niños no se les enseña a apreciar los valores estéticos, culturales, económicos y ecológicos de la naturaleza, ni se les enseña a evaluar las diferentes alternativas". acciones para la solución de problemas ambientales o de conservación de la naturaleza. Por lo tanto, estos problemas continúan cuando estos niños se convierten en adultos tomadores de decisiones ". Esta negligencia pone en peligro una de las concentraciones de flora y fauna más abundantes del mundo. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha registrado 2.870 especies de plantas vasculares endémicas para México, el 14 por ciento del total mundial. Una sexta parte de ellos está en peligro. Además, 77 especies de mamíferos, 60 especies de aves, 40 especies de reptiles y anfibios y 40 especies de peces también están en peligro, según estadísticas internacionales; todavía no existe una Lista Mexicana de Especies Amenazadas. La extinción de especies fluye inexorablemente de la destrucción de los ecosistemas de los que dependen. Un ejemplo: los investigadores estudiaron 27.000 kilómetros cuadrados de la región Chiapas-Tabasco-Campeche del sur de México, un área que incluye la Selva Lacandona y es el hogar de seis de las siete especies de gatos salvajes que se encuentran en América del Norte. Descubrieron que el 60 por ciento del bosque tropical existente en 1974 se había perdido en 1986. La mayor parte se convirtió en pastizales para el ganado. Hay mucho en juego y queda poco tiempo. Sin embargo, la mayoría de los mexicanos aún no se han centrado en este problema, y mucho menos se han preocupado lo suficiente como para tomar medidas. Los residentes de la Ciudad de México, por ejemplo, se quejan del smog, pero la mayoría no comprende los profundos riesgos que enfrentan ellos y la ciudad. Problemas menos obvios, como la extinción de especies, pasan en gran medida desapercibidos. En última instancia, esta insensibilidad es una falla de la educación y la comunicación pública. El problema comienza en las escuelas pero tiene muchas causas que contribuyen. Por ejemplo, los mejores programas de televisión sobre el medio ambiente suelen producirse en otros países y, por lo general, no se ocupan del ecosistema y la sociedad de México. En la modesta medida en que los museos y zoológicos informan al público, tienden a hacerlo de forma aislada y sin involucrar a las personas en la resolución activa de problemas. Estas son algunas de las oportunidades perdidas que Larry se propone aprovechar.

La estrategia

Larry ha comenzado elevando el perfil de la conservación de la naturaleza. Con notable éxito, ha persuadido a las empresas para que financien y promuevan sus esfuerzos: Kellogg's presenta una serie de sus fotos y piezas de información en la parte posterior de sus paquetes de cereales; Sabritas, un productor de papas fritas, hace lo mismo. Larry utiliza los ingresos obtenidos de estos para promover una serie adicional de imágenes de la naturaleza impresas en los billetes de lotería nacional. Sabe que la mera difusión de imágenes visuales no es suficiente. Larry, que ya tiene experiencia en la creación de un Museo de Historia Natural de bajo costo en el estado de México, está planeando otro en Yucatán, con exhibiciones interactivas sobre la biología y ecología de la región y usos alternativos de los recursos naturales. Esto es parte de su estrategia para involucrar a los jóvenes en el conocimiento y disfrute de la historia natural. Larry acaba de lanzar una nueva dimensión de su estrategia: impartirá talleres los viernes en las escuelas de la Ciudad de México, que conducirán a excursiones en la naturaleza los sábados. Desde este comienzo, planea construir la primera escuela del país para guías de naturaleza. "¿Cómo se puede tener ecoturismo", pregunta Larry, "si no hay guías de naturaleza competentes para ejecutarlo?" Larry planea abrir oficinas regionales de Bioimagen para que tales participaciones directas a nivel comunitario puedan llegar a áreas que ahora solo son atendidas por sus canales de audiencia masiva, como la radio y el reverso de las bolsas de papas fritas.